jueves, 5 de febrero de 2009

Material para La Vía de la Plata

Hola:

En estos días he adquirido parte del material que emplearé en la Vía de la Plata.
Una de las compras ha sido una bolsa para llevar sobre el porta-bultos, es de la marca Trek y el modelo es el "Interchange Deluxe". Está bastante bien diseñada, tiene varios bolsillos de diversos tamaños, dos de ellos situados en los laterales. El compartimento principal dispone de dos separadores que se fijan mediante velcros y que los puedes mover para ajustar el espacio. En la parte superior lleva un red ajustable en la que puedes meter el casco, dispone, también, de una correa para colgársela al hombro.
El anclaje se realiza, en los porta-bultos Trek, introduciendo el saliente de plástico, situado delante de la bolsa, por el arco que tiene el porta-bultos en su parte delantera y presionando hasta que el cierre de presión que tiene la bolsa detrás hace "CLIC", quedando así firmemente sujeta. Se puede asegurar con dos velcros que hay en la base de la bolsa, éstos, a su vez, sirven para acoplarla a la mayoría de porta-bultos existentes en el mercado

La otra compra, como no, ha sido el porta-bultos Trek-Bontrager Back Rack II para bicis con freno de disco.
Este porta-bultos se fija al cuadro mediante el sistema tradicional de tornillos y con dos tirantes que se sujetan al cierre de la tija.
Pesa poco y el limite de carga se sitúa en los 22,7 kgs., de sobras para dos alforjas y la bolsa Trek. Los extremos que van atornillados al cuadro, se pueden alargar o acortar mediante la varilla roscada que incorporan.
Se adjunta una bolsa con diversos accesorios para distintos tipos y medidas de cuadros, también viene de regalo un catadrioptico que se atornilla en la parte posterior

Lo de llevar la bolsa sobre la parrilla y no en el manillar, se debe a que durante el Camino de Santiago, que realicé en el 2008, llevaba una bolsa en el manillar y era bastante incómodo a la par que la bici se volvía un poco incontrolable cuando le ponía un poco de peso.

Ahora solo me falta la bici y las alforjas.

Salud y pedales

martes, 3 de febrero de 2009

Mi trozo del "Camino Catalan" o "Cami de Sant Jaume"

1 de Febrero del 2009, un día gris y lluvioso, no hace mucho frío. Son las 7'30 de la mañana y me pongo en marcha hacia "Tárrega".

Había quedado con "MARIADELAO", Roser a partir de ahora, a las 10 en el parking de la estación de autobuses de esta ciudad leridana, el viaje fue lento, llovía y en un tramo había niebla, típico de esta zona.

Una vez en el parking y mientras estaba preparándome, apareció ella, tras presentarnos y acabar de preparar mis cosas, nos dirigimos a tomar un pequeño desayuno en un establecimiento cercano.

Nos pusimos en marcha, al encuentro de Tomás, "BICIGRINO", salimos de "Tárrega" dirección "La Panadella", cuando nos encontrábamos en la salida del casco urbano, Roser me comenta que le ha preparado una sorpresa a Tomás y me muestra el grafiti que ha hecho pintar para darle la bienvenida, todo un detallazo, especulamos sobre la cara que va a poner Tomás cuando lo vea.

Sigue lloviendo, pero nos da igual, la conversación es amena a la vez que divertida y descubro que Roser es un encanto, la ruta discurre tranquilamente y paramos en una vieja ermita para hacernos unas fotos. Subimos a "Cervera" y tras pasar por el centro de la población, nos llama Tomás, nos comenta que ya estaba en "Santa Maria del Cami" y que sigue hasta "La Panadella".

Nos liamos un poco y nos toca subir por una pista, con un barro pegajoso y resbaladizo, hasta poder enlazar con la pista del "Camino". En la entrada de "Sant Antoli i Vilanova" paramos a reponer fuerzas y mira por donde aparece Tomás, saludos de rigor y nos dirigimos a un bar cercano para meternos un bocata entre pecho y espalda. Durante el almuerzo comentamos nuestras experiencias en el Camino de Santiago, me hace que Tomás es un tio afable y legal.

La lluvia no desiste y nos ponemos en marcha, Roser y yo ahora volvemos sobre nuestras huellas, hacia "Tárrega", que es el final de etapa de Tomás. Después del almuerzo y con energías renovadas el pedaleo se hace más llevadero, salvo una maldita cuesta, todo lo demás es bastante plano o bajada.

Entrando en "Tárrega" nos paramos donde está el grafiti, Tomás se queda de "pasta de boniato", hechamos unas risas y sesión fotografica.

Son las 3 de la tarde y nos dirigimos a comer, Roser y yo estamos hambrientos. Nueva sesión de experiencias personales, comentarios sobre el foro, etc., Tomás nos enseña la documentación que lleva y comenta el proyecto de la publicación de su guía, habrá que comprarla cuando salga.

Llega la hora de la despedida y me siento realmente contento de haber compartido este día y este tramo de "Camino Catalan" o "Cami de Sant Jaume" con dos personas a las cuales voy a tener presentes en mis recuerdos y a las que espero volver a ver.

Tomás un abrazo
Roser un besazo

Los demás... Salud y pedales