sábado, 30 de mayo de 2009

ETAPA 13 29/05/2009, Ourense-Laxe






OURENSE - LAXE

Km. dia 73,19
Tiempo de pedaleo 5 horas 26'
Vel. med. 13,44
Vel. max. 52,49
Km. totales 1004
Tiempo total de pedaleo 65 horas 44'


Un día duro de verdad y lleno de averías, nada mas salir, en la puerta del albergue, a Miguel se le ha roto la cadena y el desviador delantero, por lo que después de desayunar, Miguel y Roberto se han quedado en Ourense a esperar que abrieran el taller para arreglar la avería. José, Carlos, Antonio y yo hemos ido tirando con la idea de esperarlos mas adelante.
La Salida de Ourense, HORRIBLE, después de sortear el trafico nos hemos topado de frente con la famosa Costiña, para quien no lo sepa es una subida de narices en la que a ratos tienes que bajar de la bici y subir andando, tiene bien ganada la fama de dura.
Por si esto fuera poco al coger la carretera nos hemos perdido y hemos empezado a dar vueltas por caminos locales, hemos visto tres veces al mismo tío sulfatando el campo.
Al final nos han indicado y hemos podido salir al pueblo de Tamallancos, como era tarde cogemos la N-525 hasta Casas Novas y allí enlazamos con el camino hasta Cea, el sol aprieta de lo lindo y paramos para comer y refrescarnos, es curioso pero aquí en Galicia lo único plano que hay debe ser el suelo de las casas, porque hasta las plazas mayores tienen inclinación.
Salimos dirección a Oseira, donde hay una abadía con monjes del Cister impresionante, el camino hasta hasta allí es mortal, lleno de piedras y fango, imposible pedalear mas de cien metros seguidos, por fin llegamos, esperamos que abran para sellar y otro refresco, por cierto el bar que hay en frente de la abadía, unos caras de cuidado, por cuatro refrescos seis euros, lo mismo para gente de allí 4,80, en la tienda de la Abadía una lata 0,60, avisados estáis.
Roberto y Miguel llegan un poco mas tarde y comen allí, seguimos ya los seis juntos hacia Vilarello y en la bajada a Antonio se le engancha la rueda con la alforja, tres radios rotos , un drama.
Miguel y yo nos acercamos a unas casas, es la aldea de Cotelas y aquí encontramos a dos personas que nos han emocionado con su atención, Trinita y Alsira, dos mujeres que sin pensárselo nos ofrecen refrescos y cervezas para combatir el calor, nos buscan el teléfono para un taxi y nos dejan llamar desde su casa, no tenemos cobertura.
En cuanto llega el taxi, Antonio y su bici se van a Lalin para reparar la rueda y nosotros seguimos ya por la nacional hasta Laxe, donde llegamos cerca de las 8 de la tarde, Antoñito llega 10 min. mas tarde.
Día duro de verdad, pero para recordar, sobre todo a esas ""peaso" señoras tan encantadoras.
Salud y pedales

1 comentario:

  1. ..y las dos señoras piensan..mmajjettes venir pa aqui guapiños de cara..venir..

    ResponderEliminar